Hablemos de… Árnica Montana

Gel Recuarnica-oxdperador con Árnica y Harpago. El producto OXD estrella. Recomendado para aliviar el dolor muscular y reconfortar nuestras piernas tras la realización de ejercicio físico. Un  producto post-competición ideal para aquellos deportistas que no quieran que las pequeñas molestias se interpongan entre ellos, sus retos y la consecución de sus objetivos.   Pero, ¿qué hace que este gel muscular recuperador sea tan efectivo? La culpa, en gran medida, es de las propiedades del Árnica Montana, una flor amarilla originaria de Europa central y meridional que los no iniciados en botánica podrían llegar a confundir con las margaritas pero con unos efectos muy beneficiosos para nuestros músculos y piel.

Esta planta que en España se puede encontrar en la cordillera Cantábrica, las montañas de Galicia y frecuentemente en los Pirineos, se ha utilizado desde la Edad Media para tratar lesiones y dolores musculares. Sus principios activos los podemos encontrar en una gran variedad de productos como cremas y aceites de masaje, pomadas y geles musculares que se adecuan a cada necesidad. Por ejemplo, para un auto-masaje tras una sesión de entrenamiento, la aplicación de árnica en gel facilitará la absorción rápida y evitará dejar una sensación pringosa en la piel. Este el caso del Gel Recuperador OXD, que además está disponible en formato de 100ml para que sea más fácil de transportar y no ocupe demasiado espacio en la bolsa deportiva.
Pero, ¿cuándo es una buena idea aplicarnos árnica? Si queremos tener nuestras piernas y músculos listos para el día siguiente, lo ideal es hacerlo después de cada sesión. Sin embargo, también podemos aplicarnos el gel recuperador si hemos sufrido un golpe, tenemos hinchada una zona específica o nos ha aparecido un moratón. ¿Por qué? Básicamente debido a las propiedades antiinflamatorias y analgésicas del árnica. Así que esta planta puede ser una buena aliada en caso de esguinces, contusiones y otras lesiones. En cuanto a los moratones, su efectividad es debida a su alto poder rubefaciente, esto quiere decir que es capaz de estimular la circulación sanguínea en la zona en que se aplique y ese aumento de sangre provocará la desaparición de los hematomas e incluso podría llegar a reducir la posibilidad de que se formen.

Sin comentarios

Escribe un comentario