proteger piel deporte

Una piel protegida y fresca mientras hacemos deporte

Hacer deporte al aire libre es una forma estupenda de disfrutar del tiempo de ocio, más aún con la llegada del buen tiempo que alarga los días y nos ofrece más oportunidades de practicar nuestro deporte preferido. Con las actividades outdoor, los músculos están más tonificados, se eliminan toxinas e impurezas, disminuyen los niveles de cortisol o aumentan las endorfinas, entre un largo etcétera.

Aunque tanto si practicamos running como senderismo, escalada o cualquier otra disciplina exterior siempre habrá una gran perjudicada, y esa es la piel. Diariamente estamos expuestos a múltiples factores ambientales que la afectan negativamente: las altas y bajas temperaturas, la contaminación atmosférica, el humo del tabaco… Pero sin duda, la cosa que más contribuye al daño de nuestra piel es la luz solar, por culpa de las radiaciones infrarrojas y ultravioletas.

Aunque creamos que es en verano cuando existe riesgo, la realidad es que el sol es dañino durante todo el año. Sin embargo, en esta estación la intensidad de los rayos es más fuerte y sus efectos más visibles. También es en esta época del año cuando la venta de protectores solares se dispara, aunque muchas veces se relaciona este producto con determinados ambientes como la playa o la piscina olvidando que las consecuencias de los rayos ultravioleta sobre la piel mientras hacemos deporte son las mismas que cuando nos tumbamos a tomar el sol directo.

Disfrutar del verano al sol y haciendo deporte es muy beneficioso para la salud, sólo hay que tener en cuenta ciertas precauciones como evitar la exposición entre las 12 y las 16h y saber elegir el producto con factor de protección solar (FPS) adecuado, entre otras buenas prácticas (gorras, gafas, ropa protectora, etc). Los dos tipos de rayos solares que pueden ocasionar daños en la piel son los ultravioleta A (UVA) y los ultravioleta B (UVB). Los rayos UVA afectan las capas profundas de la piel. Los UVB dañan las capas externas de la piel y causan quemaduras.

CremaSolar

Pre-competición. SPF-30 Protección UVA + UVB (125ml)

El Protector solar OXD tiene un FPS 30 y ha sido especialmente formulado para proteger tu piel durante las prácticas deportivas al aire libre. Su presentación en spray permite una aplicación fácil y rápida y su fórmula de base alcohol aporta frescura a la piel a la vez que la protege frente a los rayos UVA y UVB. Además, una vez pulverizado sobre el cuerpo, el producto se evapora sin dejar rastro ni una sensación pegajosa en la piel.

Se recomienda aplicar generosamente sobre la piel seca antes de la exposición solar y reaplicar cada 2 horas o tras 40 minutos de baño o esfuerzo físico.

Sin comentarios

Escribe un comentario